Nuestra Antepasada


La maestra Cristina Ferretto

Al final de 1800, Sicilia entró en el Reino de Italia. En aquel tiempo, su población estaba fundamentalmente caracterizada por el analfabetismo de sus ciudadanos. La única lengua hablada por la gente era el dialecto siciliano.
Así que, en 1876, una profesora muy joven, llegó a Sicilia de Piemonte para enseñar la lengua italiana a los sicilianos.
Se mudó a Acitrezza, (deliciosa aldea de pescadores a unos minutos de nuestra escuela y alcanzable a pie).
Se llamaba Cristina Ferretto y tenía sólo 17 años. Se enamoró de Sicilia, de sus habitantes y de sus estilo de vida y se enamoró también de un hombre de estos lugares. Durante mucho tiempo, hasta 1909, fue la única profesora para jóvenes mujeres, porque en aquel tiempo no existían las clases mixtas.
Algunos años después, debido a problemas financieros, el Ayuntamiento de Acitrezza intentó abolir las clases mixtas, pero la profesora luchó por los derechos de las mujeres y consiguió la victoria.
Pues, si pudiéramos elegir a nuestros predecesores, elegiríamos sin duda a la maestra Cristina Ferretto por su pasión y dedicación. Todavía hoy la maestra hubiera tenido 153 años, casi como los años de la formación de Italia.